Añadir a favoritos | Recomendar |
PORTADABUSCADOREmpresasCursosNoticiasDocumentosEmpleoPrecios ganaderosForoCompraventa
   
Bovino
Porcino
Ovino
Aves
Caprino
Conejo
Caracol
Equino
¿Dónde estoy?   Portada   Documentos  Resistencia genética del hospedero...


Introducción a la ganadería ecológica, Parte I.



Enviar documento por email
Tu nombre
E-Mail destino
¿Comentario?
¿Qué letra minúscula es esta?

Corregir / Ampliar
Describa el error o sugerencia de mejora:
¿Qué letra minúscula es esta?

1. Motivaciones para emprenderla.
     1.1. Amor y respeto a los animales.
     1.2. Desarrollo económico a escala local.
     1.3. Alimentos de óptima calidad.
2. La elección del ganado.
     2.1. Aspectos a tener en cuenta.
3. Hábitat del ganado.
     3.1. Condiciones para un buen alojamiento.
     3.2. La geobiología o ciencia del hábitat.
4. Alimentación.
     4.1. Teoría clásica de la alimentación.
     4.2. Teoría de la vitalidad de los alimentos.
     4.3. Alimentación de los animales en ganadería ecológica.
     4.4. El comportamiento mineral orgánico.

5. Enfermedades.
     5.1. Profilaxis y prevención.
6. Sanidad: Métodos alternativos.
     6.1. La homeopatía.
          6.1.1. La ley de similitud o "el mal por el mal".
          6.1.2. Las dosis infinitesimales.
          6.1.3. Clasificación particular de los enfermos.
          6.1.4. El medicamento homeopático. Su fabricación.
          6.1.5. Cómo administrar un remedio homeopático.
          6.1.6. La práctica de la homeopatía.
          6.1.7. ¿Qué es un complejo?
          6.1.8. La Isoterapia.
     6.2. La oligoterapia.
     6.3. La aromaterapia.
7. Direcciones de interés: Bibliografía.

1. MOTIVACIONES PARA EMPRENDERLA.

1.1. Amor y respeto a los animales.


La alimentación y vida de los animales debe ser conforme a sus necesidades fisiológicas. Ejemplo: un rumiante no come harina de carne, ni grandes cantidades de concentrados proteicos aunque sean de origen vegetal. La base de su alimentación es la hierba, heno, arbustos leñosos, etc. Los concentrados a partir de cereales y leguminosas deben servir como complemento.

Es importante el trato afectivo, que los animales se sientan queridos, potencia su sistema inmunológico. La indiferencia, el mal humor y la violencia hacia ellos pueden repercutir desde el sabor y la composición de la leche hasta producir enfermedades.

Los animales manifiestan de múltiples maneras cuando se sienten queridos y una de ellas es la alta calidad de los productos que de ellos se derivan y sobre todo la ausencia o mínima incidencia de enfermedades.

1.2. Desarrollo económico a escala local.

La alimentación se debe basar en el aprovechamiento de pastizales, praderas, monte bajo, etc. y en el cultivo ecológico de plantas forrajeras ( cereales, leguminosas, pratenses, etc.) adaptadas al
ecosistema.

La elección de razas rústicas crea menos problemas de enfermedades y de manejo y aprovechan mejor los recursos de la zona.

La elaboración y transformación de los productos in situ aumenta el valor añadido y genera mayor riqueza local; así mismo se crean unas condiciones optimas para el fomento del agroturismo ecológico.

1.3. Alimentos de óptima calidad.

Ausencia de residuos indeseables, (antibióticos, pesticidas, hormonas, etc.) Existe un equilibrio optimo entre sus componentes: calidad de los aminoácidos, oligoelementos, vitaminas, biocatalizadores, etc.

Poseen un mayor extracto seco de ahí una mejor conservación.

Los productos elaborados y transformados (leche, embutidos, quesos, huevos, etc.) poseen unas cualidades organolépticas excelentes y no necesitan aditivos ni conservantes para su procesamiento.

2. LA ELECCIÓN DEL GANADO.

2.1. Aspectos a tener en cuenta.


Razas adaptadas al ecosistema teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

- Respeto por el entorno físico: el alojamiento y la ubicación deben ser adaptados a las necesidades reales y fisiológicas del animal y en el clima más adecuado.
- Respeto por el entorno biológico: manejo de las praderas, pastoreo, alimentación adecuada.
- Respeto del entorno social: estructuras de los rebaños, etología, etc.

La elección de animales seleccionados puede suponer, sobre todo al principio, problemas sanitarios graves, casi siempre debido a una errónea elección en el tipo de raza, un desconocimiento en el manejo del ganado y una alimentación inadecuada.

La selección de animales a partir del propio rebaño debe consistir en elegir aquellos que no hayan enfermado nunca y mantengan una buena relación entre cantidad y calidad del producto. Ejemplo : la selección lechera se hará en función de la calidad de la proteína (mejor rendimiento quesero).

La elección de razas de alta producción va en detrimento de la calidad del producto transformado (leche en queso, carne en embutido, etc.); supone una menor longevidad del animal y una mayor incidencia de enfermedades.

3. HÁBITAT DEL GANADO.

3.1. Condiciones para un buen alojamiento.


Una buena ubicación y una construcción diseñada para aprovechar las energías renovables suponen una mayor confortabilidad para el animal ( pocas variaciones térmicas), que se traduce en un ahorro en la alimentación y una menor incidencia de enfermedades. Por ejemplo, la construcción del granero y el henil encima del aprisco con dispositivos adecuados pero sencillos para el manejo y distribución de los alimentos supone un ahorro en la mano de obra y sirve de aislamiento para atenuar los rigores del clima.

La ventilación debe ser lenta pero constante y nunca directamente sobre los animales (enfermedades bronco pulmonares) Deben existir grandes ventanas al sur y pequeñas ventanas al norte.

En climas fríos puede ser muy útil la construcción de un invernadero adosado a la pared sur. En invierno puede suponer que muchas crías salgan adelante debido a ese incremento térmico. Los edificios para el alojamiento deben tener iluminación natural y adecuada ventilación. Deben disponer de suficiente espacio para el libre movimiento del ganado.

 

Hay que prever una sala exclusiva para el ordeño (sea manual o mecánico) y una sala de enfermería cerca del aprisco pero que no comunique directamente. Por medio de separadores metálicos manejables se pueden hacer lotes en función de las necesidades específicas de los animales. De esta manera se facilita la recogida mecanizada del estiércol.

3.2. La geobiología o ciencia del hábitat.

La geobiología es la ciencia que estudia las radiaciones cosmotelúricas y su influencia en los seres vivos.

La conjunción de varios factores tales como una vena de agua subterránea, una falla geológica, ciertas radiaciones electromagnéticas, o puntos nodales (redes de Hartmann) puede provocar que
un espacio a construir, para vivir en él, sea peligroso para la salud.

La posibilidad de que tales confluencias se produzcan es muy remota. Siempre han existido, y existen, lugares malditos. Es muy posible que tengan que ver con estos factores que acabamos de describir. Las gentes del lugar, los pastores por ejemplo, siempre han sabido evitar estos lugares.

4. ALIMENTACIÓN.

4.1. Teoría clásica de la alimentación.


Se basa principalmente en el aporte energético. Se cifra en U.F. (unidades forrajeras) lo que se llama valor energético o valor nutritivo de un alimento; por ejemplo se dice que un heno de alfalfa tiene 0,45 U.F.

En función del peso del animal y de la producción que se quiere conseguir se hacen los cálculos adecuados. Sólo se tiene en cuenta la composición analítica del producto, (proteínas, grasas, carbohidratos, minerales, vitaminas, etc.) para nada “la calidad” del alimento. Así para reducir costes se añaden a los piensos urea o estiércol ( proteína barata), colorantes, vitaminas sintéticas, sustancias aromatizantes, antibióticos, etc., que si bien consiguen aumentar la producción (no la calidad) a la larga repercute en la salud de los animales y en una menor longevidad.

La utilización masiva de torta de soja plantea serios problemas éticos y ecológicos. (Devastaciones de grandes extensiones de selva tropical en Brasil, grandes cantidades de fertilizantes y pesticidas) A esto se añade la manipulación genética (soja transgénica) de consecuencias imprevisibles.

Por otra parte, los complejos vitamínicos y oligoelementos sintéticos se asimilan peor e incluso se pueden producir carencias si no van acompañados en la dieta de “sustancias vivas”.

4.2. Teoría de la vitalidad de los alimentos.

“ Un alimento no nutre por su composición analítica sino por su calidad biológica o fuerza vital que posee”.

Varios ejemplos para ilustrarlo:
1. La torta de soja.
Es el residuo seco procedente de la extracción del aceite. En dicha extracción se utilizan disolventes químicos. Posee proteína de buena calidad pero en su cultivo se usan abonos químicos y pesticidas. Esto a la larga siempre repercute en la salud del animal.

2. Los pastizales, praderas, etc.
La fertilización excesiva de abonos nitrogenados o exceso de purín, los herbicidas, etc., debilitan poco a poco el sistema inmunitario del animal originando a medio-largo plazo diversas enfermedades.

3. El uso y abuso de aditivos químico-sintéticos.
Conservantes, saborizantes, estabilizantes, etc., también repercuten a la larga en la salud del animal.

Así pues el criterio fundamental de calidad biológica en el animal significa:

- Buena salud. Rusticidad.
- Resistencia a las enfermedades. Longevidad.
- Buen nivel de producción y reproducción.
- Ausencia de residuos tóxicos en los productos y mejor valor nutritivo.

4.3. Alimentación de los animales en ganadería ecológica.

Se basa en el respeto a los siguientes principios:

- Equilibrio del suelo: praderas naturales o cultivadas con diversidad de especies adaptadas al entorno.
- Cultivo de diversas especies forrajeras a lo largo del año, bien para comer en verde o bien para heno. El empacado debe realizarse con poca humedad ambiental y no excederse en la presión. (Riesgo de malas fermentaciones) § El uso de concentrados (cereales, leguminosas en grano, etc.) como ayuda y complemento en períodos críticos ( lactación, invierno, etc.).
- Los germinados durante el invierno o en épocas de escasez de hierba son un buen complemento vitamínico y mineral muy apetecibles por el ganado.
- Precaución con los ensilados; pueden contener gérmenes butíricos, responsables de la hinchazón tardía en los quesos. Dejar secar al menos durante un día lo que favorece una buena fermentación y se evita la utilización de conservantes. Para mejorar la digestibilidad en los animales y una buena conservación del producto se pueden añadir fermentos lácticos tipo bífidus y acidofilus. También sirve el suero de quesería acidificado. (ph 4,5 aprox.).
- Naturaleza y calidad del agua de abreviamiento. El exceso de cloración, la presencia de metales pesados y pesticidas son un factor negativo para la salud. Se puede mejorar añadiendo vinagre de manzana ( 1 litro por 1.000 litros de agua).
- Pastoreo racional. Respetar la carga ganadera en función de la cantidad de animales por Ha, época de pastoreo, condiciones climáticas, lugares idóneos para pastar en cada estación, etc. Por ejemplo, sacar a los animales a pastar `por la mañana cuando hay rocío o mucha humedad favorece el parasitismo. Los cambios bruscos de alimentación favorecen las enterotoxemias y desarreglos intestinales.
- Una alimentación equilibrada en las diferentes épocas del año y según necesidades del animal. (Cubrición, lactancia, producción, secado, alimentación de jóvenes, etc.) El período de lactancia exige dar una alimentación de volumen y vigilar los aportes proteicos de concentrados para evitar mamitis y enterotoxemias.
- Durante el último mes de gestación hay que aumentar la ración de concentrados y disminuir los alimentos de volumen para evitar problemas en el parto.
- Alimentar con un suplemento de avena a todos los animales 15 días antes de la cubrición aumenta el número de óvulos y espermatozoides consiguiendo un mayor número de crías.
- El secado conviene hacerlo progresivamente, rebajando los concentrados y dando alimentos groseros ricos en celulosa. La esencia de salvia añadida al agua de bebida, por vía bucal (15 gotas disueltas en 20 cc de agua), o la planta secada y reducida a polvo, añadida al complemento mineral, permite hacer un secado progresivo a los animales de alta producción, sin estrés y sin necesidad de recurrir a los antibióticos.

4.4. El complemento mineral orgánico.

Es un compuesto de sustancias naturales que se utilizan a libre disposición y contienen numerosas sustancias beneficiosas para el organismo. La adición de plantas aromáticas y medicinales secadas y reducidas a polvo previene numerosas enfermedades y mejora la calidad del producto. (leche, carne ,etc).

A continuación se hace una breve descripción de sus componentes:

- Fosfato bicálcico: contiene fósforo y calcio y principalmente. La leche es rica en esos componentes. Ayuda al crecimiento y fija la estructura ósea.
- Sal marina o de roca: rica en sodio y magnesio. Los animales ( sobre todo los rumiantes) tienen gran necesidad de sal.
- Harina de algas: contiene carbonato cálcico y numerosos oligoelementos, además de hormonas y otros factores de crecimiento.
- Levadura de cerveza: fuente de vitaminas del grupo B y rica en aminoácidos esenciales. Aumenta el contenido de materia grasa en la leche.
- Polen : rico en vitaminas, aminoácidos esenciales y vitaminas. Es un regulador intestinal.
- Arcilla : contiene numerosos minerales. Ayuda a la digestión de los alimentos y es un regulador intestinal. Es útil en las diarreas y tiene propiedades antisépticas y bactericidas.
- Polvo de diatomeas: es un alga silícea. Se utiliza en tiempo húmedo para eliminar los gusanos intestinales.
- Hierbas aromáticas y medicinales: son hierbas secadas y molidas que se añaden al complemento mineral. Tienen diversas propiedades y se utilizan en función de la época y momento que atraviesa el animal. Se ha de resaltar la utilización del liquen “ barba de capuchino” (Usnea barbata) que contiene un antibiótico natural. Los ganaderos de los Alpes lo añaden a su ración diaria. Se dice que refuerza las defensas del animal.

Algunas plantas de reconocidas propiedades son las siguientes:

- Para aumentar la secreción láctea: anís, hinojo, albahaca, apio, alcaravea, comino.
- Con propiedades antiparasitarias : tomillo, quenopodio, menta, oxicedro, tanaceto, santolina, corteza de granado, artemisa, chinchilla, pelitre.
- Con propiedades digestivas: menta, orégano, apio, salvia, romero, melisa, manzanilla.
- Plantas pectorales, útiles en invierno cuando hay tos y mucosidades: amapola, gordolobo, eucalipto, malva, pino, parietaria.
- Plantas protectoras del hígado: nogal, parietaria, centaurea, cardo bendito.

Las plantas se recogen una vez pasado el rocío y en tiempo soleado. Se ponen a secar en la sombra y luego se reducen a polvo. Se conservan en lugar fresco y seco. La recogida de plantas aromáticas o medicinales para uso alimentario deben recogerse lejos de lugares contaminados, (ejemplo petroquímicas o industrias contaminantes), de carreteras muy transitadas y de zonas de cultivo muy intensivo donde se utilizan grandes cantidades de pesticidas.

A título indicativo sirva la siguiente composición de complemento mineral para animales en lactación:

40 kg de fosfato bicálcico.
30 kg de sal marina o de roca.
20 kg de harina de algas.
6 kg de polen.
2 kg de levadura de cerveza.
1 kg de plantas aromáticas.
½ kg de arcilla.
½ kg de polvo de diatomeas.



página de

Autor/es

José Luis Martín.


 



Cursos On Line


Foro ganadero

Comparta opiniones y dudas
Ir al foro de ganadería

Novedades y ofertas
Suscríbase gratuitamente






Sectores
Bovino
Porcino
Ovino
Avicultura
Caprino
Equino
Conejo
Caracol
 
Servicios
Cursos
Empresas
Compraventa
Noticias
Documentos
Foro ganadero
Ferias y congresos
Precios ganadería
 
Colaboraciones
Publique en Infocarne
 
Canales
Agricultura infoagro.com
Ganadería infocarne.com
Alimentación infoalimentacion.com
PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.